OJO A LA GARANTÍA DEL AIRE ACONDIONADO

COMPRAR TU AIRE EN UNA GRAN SUPERFICIE PUEDE SALIRTE MUY CARO!!

La instalación de los equipos de aire acondicionado a través de empresa instaladora habilitada, es responsabilidad del vendedor

Si hace años los equipos de aire acondicionado – o de climatización en general – se circunscribían esencialmente a los locales de pública concurrencia y a los de uso profesional (empresas, oficinas, etc…), mientras que en el ámbito residencial se entendían como un equipamiento de semilujo, en las últimas dos décadas se ha popularizado su utilización hasta el punto de convertirlos en un bien de uso generalizado. Un claro ejemplo de ello los tenemos en temporadas estivales especialmente rigurosas, como la que venimos atravesando este año, en las que la venta e instalación de estos equipos está rompiendo records.

La demanda de equipos de aire acondicionado ha venido siendo atendida por una oferta que se ha desarrollado fundamentalmente a través del sector de la distribución de electrodomésticos (tiendas, cadenas y grandes almacenes) que han venido ofertando este producto casi como si fuera un electrodoméstico más, hasta el punto en que no es extraño encontrar a una familia saliendo de un establecimiento con su equipo de aire acondicionado recién adquirido en su carrito de la compra, como podría hacerlo con un microondas o un ventilador.

Sin embargo hay que advertir que los equipos de aire acondicionado – excepto los portátiles – no tienen la consideración de electrodomésticos, sino que forman parte de la instalación térmica de una vivienda o local, y su instalación, puesta en marcha y mantenimiento, están sometidos a una normativa técnica especialmente rigurosa integrada fundamentalmente por el RD 1027/2007 por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) y por el RD 795/2010 por el que se regula la comercialización y manipulación de los gases fluorados y equipos basados en los mismos, así como la certificación de los profesionales que los utilizan.

Si de una parte el RITE señala que la instalación, puesta en marcha y mantenimiento de las instalaciones térmicas y sus equipos “sólo puede ser ejecutada por empresas instaladoras térmicas habilitadas”, e impone la obligación de legalizar dicha instalación en el caso de equipos de más de 5 kW, que además deberán ser objeto de un mantenimiento cada 4 años, el Reglamento de Gases Fluorados impone obligaciones adicionales e indica que, además, quienes manipulen equipos que contengan gases fluorados, deberán tener la acreditación como manipulador de gases fluorados y estar integrados en una empresa con la calificación de empresa manipuladora de gases fluorados.

Pero el RD 795/2010, va más allá y, al regular la comercialización de estos equipos, establece una obligación dirigida a los comercializadores de este tipo de quipos. En concreto el Art 9: Obligaciones específicas relativas a la distribución, comercialización titularidad de los fluidos y los equipos basados en ellos, establece en su punto 7) que: “Los comercializadores de los equipos basados en gases fluorados (…) que requieran ser instalados, se asegurarán de que la instalación la realice una empresa habilitada”

Es claro pues, que corresponde al comerciante que distribuye este tipo de equipos adoptar las medidas necesarias para “asegurarse” de que esos equipos se instalarán por empresa habilitada. Por tanto debe entenderse que cualquier práctica comercial que implique la venta, bien presencial, bien a través de internet, en la se ofrezca el equipo sin instalación – salvo que la venta se realice directamente a quien tenga la condición de profesional habilitado – no permitirá al comerciante “asegurarse” de quien ejecutará la instalación del equipo suministrado.

Esta obligación, que ya es clara en el texto actualmente vigente, pretende reforzarse en la modificación que se encuentra tramitando el Ministerio, en cuyo borrador se dice textualmente:

“Art 9:

8. Los aparatos que no estén herméticamente sellados y que estén cargados con gases fluorados de efecto invernadero de acuerdo con la definición del Reglamento (UE) 517/2014, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de abril de 2014, solo podrán venderse al usuario final cuando se aporten pruebas de que la instalación será realizada por una empresa habilitada. Los comercializadores solo concederán la garantía de estos equipos previa presentación del comprador de la factura de la instalación del equipo por un profesional certificado.

9. Los comercializadores de piezas y componentes de los equipos basados en gases fluorados relacionados en el artículo 3, apartados 1 y 2, que afectan al confinamiento del fluido refrigerante, únicamente suministraran dichos materiales a empresas habilitadas o fabricantes de equipos basados en dichos fluidos.”

De ahí que, a nuestro juicio, sea de vital importancia que los establecimiento que no tengan además la condición de empresa habilitada, alcancen acuerdos de colaboración con empresas que sí lo sean, a fin de poder ofertar a sus clientes la venta con la instalación incluida, y tener así la seguridad de que se cumple con el requisito reglamentariamente previsto.

Así mismo, no debemos olvidar que la normativa vigente en materia de Consumo, impone al vendedor la garantía de conformidad del producto suministrado, que incluye – en el caso de que se facilite la instalación – las deficiencias debidas a una mala instalación del producto, lo que una vez más nos lleva a hacer especial hincapié en que los equipos suministrados se instalen por profesionales habilitados (que además contarán con sus respectivos seguros de responsabilidad civil) como garantía de que la instalación estará correctamente ejecutada.
FUENTE DE LA NOTICIA: http://www.asefosam.com/4_1_noticias_detalle.php?des_id=439

 

 

CONAIF recuerda las obligaciones de los distribuidores de A/A

Recientemente la Confederación Nacional de Empresas Instaladoras – CONAIF, ha remitido un escrito a los grandes Centros Comerciales que operan en nuestro país, recordando las obligaciones que impone la normativa vigente en el momento de poner a la venta equipos de climatización que utilizan gases fluorados como refrigerantes.(Se adjunta copia del escrito enviado)

Sin perjuicio de las obligaciones que impone el RD 795/2010 a los comercializadores, CONAIF se hace eco de la respuesta dada por el Parlamento Europeo a una consulta formulada por una de sus asociaciones en Cataluña (AGIC), sobre la aplicación de Reglamento (UE) 517/2014 del Parlamento  y el Consejo, de 16 de abril de 2014.

El citado Reglamento Europeo, viene a establecer que los aparatos cargados con gases fluorados no sellados herméticamente, única y exclusivamente pueden venderse al usuario final cuando se haya demostrado que la instalación la llevará a cabo una empresa habilitada y certificada para ello.

El Parlamento en su respuesta, viene a recordar que dichos reglamentos son de aplicación directa en todos los estados miembros sin necesidad de su trasposición, y viene a confirmar la obligación de asegurar que la venta irá seguida de la instalación por parte de empresa habilitada, dado a continuación una serie de criterios para acreditar el cumplimiento de dicha obligación.
Pulsa para descargar

Pulsa para descargar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *